Oficina: 91 630 12 96 - Móvil: 656 679 794 - 647 752 650

Cuando preguntamos a un cliente si está capacitado para dar respuesta al éxito de una campaña, lo primero que nos regala es sorpresa, seguida de una amplia y franca sonrisa y finaliza con un “por supuesto, ojalá nos desbordemos”. Y ante esta afirmación tan rotunda, no nos queda más remedio que explicarle la posibilidad de “morir de éxito.

Cuando tu producto o servicio adquiere tanta y tan rápida demanda que eres incapaz de satisfacerla, aparece la mala gestión, las quejas y reclamaciones y, en definitiva, una fuga masiva de clientes y un manchón en tu reputación empresarial.

Para evitar este tipo de situaciones, debemos preparar nuestra empresa para crecer. Te adelantamos los 5 PASOS ESENCIALES PARA NO MORIR DE ÉXITO:

  1. Planifica: Diseña un plan de crecimiento.

Debemos tener preparado un escenario donde se contemple un aumento considerable de la demanda de alguno de nuestros productos o servicios, en muy poco tiempo. Este plan lo realizaremos tras hablar con nuestros proveedores y distribuidores, de forma que nuestra cadena de producción esté preparada para afrontar todos los pedidos.

Además, debemos estudiar los recursos internos que vamos a necesitar, tanto personales como económicos, logísticos, etc. Tendrás que configurar la estructura necesaria para responder a un crecimiento repentino.

Por ejemplo, si eres una escuela de formación, deberás tener en cuenta: el número de matrículas disponibles, el tamaño de las aulas, la posibilidad de distintos horarios, la disponibilidad de los profesores, stock de material que vas a entregar, etc.

  1. Testea: Hazte de una idea aproximada del éxito del producto.

Y te preguntarás, ¿pero cómo? Anticipándonos al éxito del producto.

Una técnica sencilla pero efectiva, es enseñar demos o versiones de prueba a unos pocos clientes de confianza y así obtener un feedback certero. Si todos coinciden en que tendrás un gran éxito, tómalo en cuenta y prepárate para aumentar la cadena de producción.

Internet también puede ser una buena herramienta de predicción. Si damos a conocer nuestro producto y se hacen eco las redes sociales, estamos ante un buen indicador para calcular la demanda.

  1. Observa: Calcula el ciclo de vida de tu producto

Todo producto o servicio tiene un ciclo de vida determinado. Una de las formas más efectivas de conocer el tiempo que pasará entre la presentación, el auge y la caída, es estudiar el potencial de ventas y el proceso que han seguido algunas novedades similares a las suyas. ¡Otea a la competencia!

  1. Afronta: Prepárate para cuando todo falle.

Si aún después de hacer un plan, estudiar el éxito y calcular el ciclo de vida del producto, todo falla y no puedes dar respuesta a la demanda… No pierdas la calma y comunica.

  1. Comunica bien: Informa y da soluciones.

La comunicación es fundamental siempre y en el caso de las crisis, todavía más. Pero básala en la verdad, sin tirar balones fuera. Sé preciso y claro.

No debemos quedarnos en la anécdota, afirmando que lo sentimos y no podemos dar servicio. Tenemos que explicar los motivos que nos han generado esta situación y las medidas que se están tomando para solucionarlas.

Además, es importante ofrecer una fecha en la que todo estará resuelto e incluso permitir reservas a los interesados, de esta forma evitamos la fuga de clientes.

Estas cinco pautas pueden ayudarnos pero lo mejor es la anticipación, el conocimiento y el análisis porque, afortunadamente, todos podemos alcanzar el éxito sin que sea letal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies