Oficina: 91 630 12 96 - Móvil: 656 679 794 - 647 752 650

LA FORMA MÁS IMPACTANTE DE HACER VIVIR TU MARCA

En Unne Comunicación nos gustan los retos, las cosas diferentes, lo que hacen muy poquitos o casi nadie… Y así nos hemos visto envueltos en un proyecto fantástico e interesante.

Nos hemos adentrado en un nuevo mundo muy afín al nuestro, el cual promete ser apasionante y muy divertido… el mundo del roadshow.

Los roadshows son campañas de publicidad móviles, acciones itinerantes de difusión y divulgación de marca donde nos dirigimos a un amplio target y nos permite un contacto directo con él.

Lo más diferenciador es que el público se acerca de forma voluntaria, con una predisposición que aumenta el valor de la experiencia de marca.

Se trata de marketing directo, en muchos casos catalogados como marketing de guerrilla (nos encanta). Son acciones que no suelen hacerse muy a menudo y de ahí también su gran impacto, originalidad, exclusividad y eficacia.

Si estás pensando en tenerla en cuenta como acción para este 2015 te desvelamos las claves a tener en cuenta:

A la hora de seleccionar el tipo de roadshow debemos valorar varios aspectos importantes.

Roadshow

Qué debemos tener en cuenta

  1. Vehículos y soporte 

El vehículo es el protagonista de las acciones de roadshow puesto que es a la vez el continente de la acción y un factor de atracción visual muy fuerte. Todos se fijarán en un gran tráiler rotulado y situado en un punto estratégico de tránsito elevado.

El tráiler es el vehículo más frecuente aunque el autobús es otra opción muy utilizada así como las carpas hinchables que permiten también un alto impacto visual y son fáciles de montar y desmontar, algo muy importante en una campaña itinerante.

imagen3. Bus

A la hora de elegir el vehículo debemos tener claro el objetivo de nuestra campaña. Si lo que buscamos es ofrecer asesoramiento y formación, utilizaremos tráileres o autobuses que se conviertan en aulas móviles; si lo que deseamos es llegar a un gran número de potenciales clientes necesitamos un tráiler abierto donde permitan gran afluencia de público.

Nuestros expertos en roadshows, te asesorarán y explicarán todas las características de cada vehículo y cuál es el idóneo para tus objetivos.

  1. Logística

Como evento itinerante, que se desarrolla generalmente en la vía pública, el roadshow debe cumplir una serie de requisitos, desde los temas complejos de autorizaciones y permisos hasta aspectos de seguridad o de gestión de flujos. Las empresas de roadshow conocen todos los aspectos que se deben contemplar para que la acción se desarrolle sin sustos.

  1. Lugar

Seleccionar las localizaciones más apropiadas para captar la atención, es vital. Los lugares tienen que ser de fácil acceso y con gran afluencia: centros comerciales, centros de las ciudades, playas, o siguiendo un tipo de evento deportivo. El roadshow permite una movilidad asombrosa y ofrece la oportunidad de llegar a cualquier sitio sin depender de los canales clásicos.

  1. Fechas y horas

Además de una buena ubicación, es necesario seleccionar las fechas y las horas de mayor afluencia y establecer un horario de acciones para llegar al público objetivo. No es lo mismo dirigirnos a trabajadores que a estudiantes, a amas de casa que a jubilados.

Debemos tener muy claros los objetivos a alcanzar y el público al que nos queremos dirigir ya que de esta forma estudiaremos la estrategia, la acción y los tiempos adecuados en los que nuestro público estará más receptivo.

  1. Acciones diferentes

No consiste en organizar un gran despliegue de medios sino en programar una acción efectiva que impacte y haga vivir al consumidor una experiencia de marca.

imagen 4.ardelacalle

Entrar en un tráiler de doce metros, ya sea para degustar un producto, recibir formación o visitar una exposición, hace que el cliente experimente la marca de una forma diferente y positiva y si, además, hacemos que esa experiencia sea singular y original, involucrándole, divirtiéndole o asombrándole, habremos impactado y creado una campaña de éxito.

Y teniendo todos estos puntos en cuenta, es importante conocer las ventajas que nos ofrece esta interesante acción.

Las ventajas de una campaña de roadshow

  1. Interacción y participación

Al ser eventos de carácter local, ubicados generalmente en zonas de fácil acceso, el roadshow requiere un esfuerzo mínimo del cliente potencial, de modo que la participación suele ser elevada. A diferencia de los medios tradicionales, la implicación del cliente es grande; el consumidor acude de manera voluntaria y está abierto a participar.

imagen1

Además, permite un contacto directo y total con el consumidor ya que lo tenemos ubicado dentro de un espacio que controlamos. Son acciones que no son percibidas como intrusivas, de modo que los mensajes llegan y son recibidos mejor y, por lo tanto, la eficacia de la acción es máxima.

La interacción permite también que esta acción de comunicación tenga un componente de venta o de captación de datos. Permite detectar necesidades, personalizar la oferta y recoger datos de interés para un futuro contacto comercial.

  1. Experiencias únicas

El buen roadshow se basa en hacer que el público experimente la marca de forma única.

Estudiamos cada acción acorde a los objetivos y organizamos el roadshow para que sea una experiencia, como el que se organizó para la Comunidad de Madrid donde, a través de aulas móviles, se realizó la formación y el asesoramiento a miles de trabajadores y empresarios de micropymes para la prevención de riesgos laborales. También se ambientó el espacio itinerante para Galicia Calidade que, desde hace tres años y hasta hace unas semanas, acercó sus productos a través de un showcooking único, donde el público participó de un espectáculo y una experiencia culinaria sorprendente. Otro ejemplo es el que protagonizó Movistar cuando realizó una acción itinerante de divulgación de las ventajas de Internet a numerosas regiones o el que está llevando a cabo los ascensores ThyssenKrupp que han organizado una gira de más de dos años por toda Europa, con un espectacular tráiler de dos pisos convertido en impresionantes aulas tecnológicas y salas de reuniones.

Imagen5. Thyssen

El objetivo de cada acción es ir más allá de la distribución itinerante de muestras, se trata de ofrecer una experiencia. El público deja de ser un mero espectador para implicarse y vivir la marca, de modo que se establece un feedback en tiempo real que permite a la marca conocer de primera mano la reacción y el sentir de sus consumidores.

  1. Diferentes acciones en una sola campaña

Las campañas de roadshow ponen en marcha numerosas acciones a la vez:

  • Comunicación: Que un tráiler rotulado llegue hasta el corazón de una localidad y organice un despliegue de acciones donde se involucre al transeúnte, es más que llamativo. Pero si, además, potenciamos esta visibilidad a través de una acción de comunicación local previa, donde el público ya esté informado y sepa en lo que va a participar, aumentaremos nuestra probabilidad de éxito. Es importante contactar previamente con las autoridades y los medios locales para que formen parte de nuestra acción llamativa y excepcional. Despertaremos el interés de los medios de comunicación, que pueden comunicar nuestra campaña a coste cero.
  • Evento: Desde los showcooking, tan de moda ahora, como conciertos, cuentacuentos, catas, concursos, etc. tienen cabida en los roadshows y todos logran impactar al público al que se dirigen, involucrarles y crearles esa sensación de formar parte de la campaña. Son recuerdos muy positivos que vinculados a la marca logran el objetivo de promoción y venta.
  • Relaciones públicas: las azafatas, coordinadores, dinamizadores, todos los que forman parten del equipo de roadshow, tienen el objetivo de atraer, informar y dinamizar el encuentro. Son pieza clave y fundamental de nuestra acción. Cada empleado será un excelente embajador de la marca.
  • Videomarketing: tanto en el interior como en el exterior de los tráileres, podemos incluir pantallas que proyecten en tiempo real lo que ocurre en el evento, o pantallas gigantes exteriores que emitan nuestro anuncio promocional o imagen de marca para atraer o entretener a los transeúntes. Este video, además nos puede servir para dinamizar las redes sociales y potenciar la difusión de nuestro evento.
  • Redes Sociales: No hay evento que se precie sin que incluya acciones de promoción y participación en las redes sociales. Antes, durante y después del roadshows podemos ayudarnos de las redes sociales en la fidelización y captación de nuestro público.
  • Merchandising; Un pequeño regalo puede aparejar un gran interés. El merchandising es importante en cualquier evento pero en los roadshow cobra un especial protagonismo ya que va a recordar al consumidor su participación en la experiencia de marca.

Imagen2. Total

En resumen, el roadshow es sin duda un formato de marketing promocional al alza por todas las ventajas que presenta como la libertad en la movilidad y en la selección de localizaciones, porque cuenta con un target predispuesto a “empaparse” de nuestro mensaje, y por la singularidad del medio y del contenido, que ayuda a aumentar el recuerdo de la marca en el público.

Debemos aprovechar el contacto directo no sólo para comunicar información, sino para despertar emociones, se trata de hacer vivir la marca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies